martes, 21 de abril de 2015

Comprar somieres y colchones con salud



Comprar somieres para fabricar salud en casa y disfrutarla cada día del año. Pasamos casi la mitad de nuestro tiempo de vida en la cama, teóricamente, durmiendo o descansando, ocho de las veinticuatro horas de las que tiene el día. Tiempo dedicado que nos debería invitar a pensar si estamos haciendo lo correcto en lo que se refiere al soporte que sirve de descanso a nuestro cuerpo.


Nos proponemos aportarle en estas líneas algunas claves para comprar somieres y colchones con inteligencia y hacer de ese tercio de vida en horizontal lo que tiene que ser, un tiempo de descanso y recuperación. Vamos con esas claves, seis ideas razonables:

- Colchones duros. Comprar somieres rígidos y colchones duros no siempre es acertado. Tienen buena prensa, pero no. Diferentes estudios han demostrado que los soportes para el descanso extraordinariamente duros generan dolor de espalda que se acumula y que se hace palpable a lo largo de las horas de vigilia. Apueste por comprar somieres y colchones más suaves. Saldrá ganando.

Ajustes de alcoba

- Camas ajustables. Las camas ajustables son una oportunidad para variar la posición de descanso a voluntad. Para usar la cama para dormir, para leer, o simplemente para tomar una siesta, cada postura del soporte puede ofrecerle una configuración de descanso diferente. Piénseselo.

- Probar, probar y probar. No se corte, en la tienda donde vaya a comprar somieres o colchones, apúntese a probarlos. Ese momento de contacto con su espalda le dará la medida de qué es lo que habrá de esperar en casa y en sus noches de descanso. Comprométase con su salud.

- Observe las opciones y combinaciones. Un modelo de colchón puede ofrecerle diferentes elementos que, combinados, le aportarán una experiencia de descanso que tal vez no se hubiera imaginado. Pregunte cómo puede comprar somieres compatibles, sobrecolchones y demás. Y pruebe, pruébelos en su espalda.

Tiendas de colchones

- Acuda a una tienda especializada. Los vendedores de colchones y somieres suelen tener más formación sobre temas como descanso, usos de camas, posturas, apneas, sueños reparadores y más que seguro que ni se imagina. Evalúe qué información es la que le resulta más atractiva y de valor a la hora de elegir, a la hora de comprar somieres y colchones.

- No a los colchones online. No escuche el canto de sirena de las ventas de colchones por catálogo e Internet. De la misma manera que elegir un colchón y comprar somieres es algo que decide su espalda, elegir sin probar esas superficies es un riesgo que puede pagar con su descanso y, en el peor de los casos, con su salud. Pruebe los colchones y los somieres. No elija a dedo en fotografías.

Por último, recuerde esta ecuación básica, su colchón, su somier, deberán ser directamente proporcionales a la calidad de su superficie de descanso e inversamente proporcional al gasto más allá de lo razonable. Aplique el sentido común, su espalda saldrá ganando. ¿Quiere apostarse algo?

Comprar somieres y colchones con inteligencia y sentido común.


Publicado por Samuel Donn

Samuel es un estudiante de medicina de 23 años, apasionado por el deporte y la vida sana. Aunque su pasión superior es la tecnología y las redes osciales. Publica en este blog con cariño y ¡mucha salud! (y que dure...)

0 comentarios:

Publicar un comentario