martes, 12 de mayo de 2015

5 formas de llevar el kéfir a la comidas más saludables



El kéfir es una bebida de leche fermentada que compite con el yogur con toda una excelencia de propiedades naturales y saludables para el organismo humano.




El kéfir contiene vitaminas A, D y calcio, en proporciones comparables con las de la leche, por lo que resulta una manera estupenda de llevar a la dieta las proporciones recomendables de lácteos que resultan ideales para cada jornada.

El kéfir ofrece un completo surtido de bacterias que son muy amigables para los intestinos, además, es un preparado que resulta muy versátil en la cocina y que se puede disfrutar en infinidad de recetas y con combinaciones y preparaciones a cual más sorprendentes. Recetas y presentaciones como estas cinco que recogemos aquí:

- Como smothies. Los smothies son una manera perfecta de empezar a disfrutar del kéfir, con frutas como el plátano, como las fresas, los duraznos y con sabores como la vainilla o el chocolate.

- En ensaladas. Puede emplearlo para aderezar ensaladas dejando un buen sabor que se puede percibir como tono de fondo.

- Con frutas. Mezcle el kéfir con sus frutas favoritas y añádale un poco de miel o de ágave para endulzarlo. Si congela la preparación, tendrá una deliciosa golosina helada.

- Como helado. El kéfir puede sustituir a la leche en los helados caseros.

- Como queso para untar. Si deja que la masa de kéfir pase a través de un filtro de tela durante, pongamos una noche, obtendrá un producto más espeso y cremoso que podrá usar para untar en el pan y para los desayunos de sus mañanas.


Y si lo prefiere, también puede llevar ese kéfir espeso a las galletas y armar la crema como pequeños delicatessen sobre trozos de pan tostado como entrantes de comidas no principales, digamos en las cenas.

Publicado por Samuel Donn

Samuel es un estudiante de medicina de 23 años, apasionado por el deporte y la vida sana. Aunque su pasión superior es la tecnología y las redes osciales. Publica en este blog con cariño y ¡mucha salud! (y que dure...)

0 comentarios:

Publicar un comentario