domingo, 13 de septiembre de 2015

6 beneficios de beber agua más allá de marcas olímpicas



Tradicionalmente se ha considerado que beber agua en una buena cantidad todos los días mejora las condiciones de salud, pero resulta exagerado que ese nivel se sitúe en los ocho vasos diarios (una  auténtica marca olímpica).



Hoy esa marca es discutida por los especialistas que ven detrás de ese argumento, un intento de las marcas de agua de estimular las ventas. Sea como sea, beber agua en cantidades razonables es imprescindible, y lo es por razones como éstas:

- Fluidos corporales. Beber agua ayuda mantener los fluidos corporales. Y es que más del  60% del organismo humano es agua.

Agua para todo

La función de estos fluidos es ayudar a hacer la digestión, permitir la absorción de nutrientes, crear saliva, transportar esos mismos nutrientes y hasta mantener la temperatura corporal estable.

- Control de calorías. En agua no sirve como se ha creído durante mucho tiempo para bajar de peso. Creando sensación de saciedad. Beber agua ayuda indirectamente a bajar peso, o a no subirlo, cuando sustituye a las bebidas altas en calorías para hidratarse, refrescos y demás.

- Músculos. Beber agua mejora las funciones musculares. Cuando no se bebe agua suficiente, se desequilibra la presencia de líquidos en los músculos y fallan los electrolitos. Sin agua, los músculos acusan antes la fatiga y el rendimiento físico cae.

- Piel sana. Beber agua en cantidad suficiente es una forma de prevenir la pérdida de líquidos de la piel, se mejora la hidratación de la  piel y se está en mejores condiciones de  retrasar la aparición de arrugas en la piel y de las líneas de expresión.

- Riñones. Beber agua también ayuda a la función de los riñones. El agua ayuda a que el nitrógeno que contiene la urea, una de las toxinas más importantes presentes en nuestro organismo, pueda ser filtrado fácilmente por los riñones.

- Intestinos. Beber agua colabora también en el mantenimiento de las funciones de los intestinos. Ayuda al tracto digestivo y evita el estreñimiento al tiempo que facilita la absorción de los nutrientes a través de las paredes del intestino.

Beber agua, sí, pero en cantidades razonables.

Publicado por Samuel Donn

Samuel es un estudiante de medicina de 23 años, apasionado por el deporte y la vida sana. Aunque su pasión superior es la tecnología y las redes osciales. Publica en este blog con cariño y ¡mucha salud! (y que dure...)

0 comentarios:

Publicar un comentario