sábado, 22 de agosto de 2015

3 ideas para dormir bien



Dormir bien forma parte de un pacto que hacemos cada noche con nuestra salud. Nosotros le entregamos descanso y sueño reparador y ella nos devuelve bienestar físico y psíquico. Pero en éso, también podemos jugar con ventaja. Vamos a compartir tres ideas clave para dormir bien:
 


- Un refugio para dormir. El dormitorio debe ser un lugar fresco, tranquilo y ordenado. La temperatura recomendada para dormir bien es de entre 16 y 18 grados centígrados, porque a esa temperatura se optimiza la liberación de la hormona del sueño, la melatonina.

Cerrar la entrada de luz en la habitación es necesario en tanto que un 20% de la luz ambiental llega a los ojos a través de la delgada capa de piel de los párpados cerrados. Por supuesto, en ese refugio para dormir bien, los ruidos ambientales se quedan fuera. Si no es posible aislarlos, utiliza tapones para los oídos. Ordenar la habitación tiene por objeto asociar psicológicamente el lugar a la relajación y el sueño.

Posición de partida

- La posición perfecta para dormir bien. Las preguntas claves que has de hacerte son: ¿qué almohada tengo?, ¿qué tipo de colchón prefieres? y ¿qué postura adoptas para dormir bien?.

Sobre la almohada, tenerlas o no tenerlas es cosa de cada cual. Sin embargo, si hay que tener en cuenta que las almohadas sintéticas han de cambiarse cada seis meses o cada año, según el modelo. Sobre el tipo de colchón, dos cosas, los colchones duros no son mejores y todos deben cambiarse cada ocho años. La dureza del colchón depende de cómo durmamos.

Y si hablamos de la postura, durante las fases del sueño, evidentemente no se puede corregir la postura, pero sí que podemos comprar un colchón adecuado para sentirnos cómodos. Si tienes dolores en las caderas, el colchón te ayudará a mejorar el descanso.

- Alimentar el sueño de dormir bien. Algunos alimentos ayudan a dormir bien y liberar melatonina. La leche caliente, por ejemplo, contiene triptófano que funciona como precursora de melatonina. La miel contiene orexina que reduce el estado de alerta.


Las almendras, la manzanilla y las galletas de avena también son buenas para dormir bien. Los plátanos también ayudan, tienen altos niveles de serotonina y de magnesio. Y, algo importante en este sentido, nunca te vayas a la cama con hambre, tendrás problemas para inducir el sueño. Éso no funciona. Felices sueños.

Publicado por Samuel Donn

Samuel es un estudiante de medicina de 23 años, apasionado por el deporte y la vida sana. Aunque su pasión superior es la tecnología y las redes osciales. Publica en este blog con cariño y ¡mucha salud! (y que dure...)

0 comentarios:

Publicar un comentario